Jaime Piña. Revista «La Noche». 12.05.2020.

Músico y diputado místico político

“Hay que echar a la DC y a un grupo inconsecuente de la oposición, como Pepe Auth, que mientras alega en contra del gobierno, desde otro lado se escucha a Bobadilla (UDI) que le grita: ‘entonces vota en contra’, porque saben que va a votar a favor para que ‘no se note’. Ese mundo no va a mejorar las cosas, porque todavía no han pensado que perjudicaron fuertemente al pueblo con cada presidente de la Concertación elegido. Entre el Frente Amplio y la Concertación hay pocas reuniones para coordinarse y muchas veces por eso se pierden las votaciones. A la derecha no los miro éticamente, los miro existencialmente sin denostar culpabilidades. Las leyes se votan por orden de partido, por eso digo que en el Congreso existe engrupimiento y no hay reflexión. Aquí todo se argumenta en defensa del neoliberalismo, porque dicen que puede ayudar a las personas. A esa gente no la encuentro mala de corazón, queriendo producir muertes o enfermedades intencionadamente, lo hacen engrupidamente y no se dan cuenta. Casi podría decir: ‘Señor perdónalos, porque no saben lo que hacen’”.

La conversación fue abriendo canales no imaginados, transformándolos en arterias, autopistas y portales, por donde fue fluyendo el pensamiento certero que Florcita Motuda a sus 75 años sigue irradiando, una mente exuberante y excéntrica, que busca por medio del “humanismo universalista” dejar su huella en nuestra sociedad. En esta entrevista se le ocurrió la idea de inventar un festival, para que el pueblo apoye al pueblo y a su vez instalar un relato que nos encamine con buena estrella, rumbo a la creación de una nueva Constitución que ilumine a Chile a partir del 25 de octubre. Esto, porque su destino no se ve muy claro, mientras al acecho en lo oscuro del bosque, muchos lobos aúllan hambrientos con la intención de robarse la canasta. Del mismo modo, neurotizadas por la cuarentena, las fuerzas políticas antagónicas se prometen una lucha de titanes una vez de regreso a las pistas. Eclosión que pueden poner en jaque los destinos del reino.

“Estamos preparando la ‘Guerra Galáctica’ en contra de las fuerzas oscuras de Piñera, en esta guerra no correrá sangre, correrá bilis, por la rabia que tendrá al perder la ‘Constitución oscura del imperio’. Votaremos Apruebo y Convención Constitucional”, arenga Florcita.

LA RESPUESTA ESTÁ EN LO QUE UNO ADMIRA

– Hola Flor. ¿Crees que el trabajo tanto de la ciudadanía como de los políticos en este periodo debe ser estratégico?, como bajar la violencia de las protestas para ir directamente a ganar el plebiscito, conformar la Asamblea Constituyente y redactar la nueva Constitución, ¿qué piensas al respecto?
– Hola Jaime. Haría énfasis en ciertos puntos pero no como tú los estás planteando, hablaría del cambio social y personal simultáneo, porque un mundo nuevo no lo podemos construir con la memoria de las balas, ni con la memoria de lo que ha pasado, porque eso ha sucedido por las presiones y agresiones que hemos recibido del sistema. Por eso lo oriento al plano social y personal. Las preguntas son varias: ¿qué tiene que ver la crítica con uno y qué posibilidades implica para el crecimiento personal? ¿Qué tiene que ver con lo que uno admira? ¿Tendrá que ver que estamos traspasando nuestra limitación en lo emocional e intelectual?
– Son preguntas que puede responder una persona con cierta información y algunos recursos adquiridos en la vida, al tener claro que lo que a uno le interesa también le puede interesar a la sociedad, como dijo el pintor Roberto Matta, al afirmar que la revolución es interior.
– En esa mirada, pensaría que primero debo cambiar yo para después cambiar a la sociedad. Mi punto de vista es la simultaneidad del proceso social y personal, las dos cosas al mismo tiempo. O sea, la transformación personal para la revolución social, esto implica una acción que no tiene que ver con “balas” sino con algo místico, porque en la medida que te metes con la sociedad y contigo, se produce un proceso de cambio donde entiendes más. Sobre todo el por qué se nos quiere imponer el punto de vista de elevar solo el valor de la riqueza material o el dinero, por sobre otras cosas importante para el ser humano como es, alimentarse, la salud, la educación, su libertad, entre otros temas.

EL FERMENTO SOCIAL

– ¿Crees que el movimiento social es dogmático en ciertos planos? me refiero a la anarquía, la revolución para derrocar al Estado. ¿crees que hay dogmatismos que están errados y hay que volver a conversar y analizar?
– Más que violencia o estallido social, yo hablo del fermento social. Lo que sucede en ese fermento es una reacción o respuesta a la agresión del sistema, de los poderosos, del poder que está instalado en el dinero y en las empresas.
– ¿De alguna manera justificas que la reacción que tiene el movimiento social, que es fuerte, es en relación y proporcional a la agresión del sistema?
– No lo justifico, la fermentación de una sociedad es una fermentación que ocurre como en la naturaleza, al estar siendo agredida la sociedad.

UN CONGRESO DAÑADO MENTALMENTE

– ¿Tú crees que luego del trabajo de la Asamblea Constituyente y tras la redacción y aprobación de la nueva Constitución, se tendría que disolver el Congreso?
– Con una nueva Constitución es lógico que se empiece a implementar y no podría aplicarse con el Congreso antiguo, que viene por décadas dañado mentalmente, tendría que llamarse a elecciones para elegir uno nuevo, estoy de acuerdo en eso.
– En otros temas. Los tiempos que existen para realizar el plebiscito en octubre de 2020 y la elección de un nuevo presidente y Congreso el 2021, si las manifestaciones se producen con violencia, ¿crees que posiblemente se frustren. Hay que llamar a la calma para que la gente comprenda que hay que ganar esos grandes objetivos?
– El tranquilizarse no tiene que ver con la voluntad de decidir me voy a tranquilizar, tiene que ver con: ¿qué elementos producen la alteración y qué elementos producen la fermentación social? Lo que produce la fermentación es que la gente tiene miedo de no tener qué comer, es tan sencillo como eso, miedo a no tener con qué pagar la educación de sus hijos. Y ¿en qué están justificados esos miedos?, en que la actual tendencia de gobierno, que es el neoliberalismo, dice que todo se soluciona con la empresa, porque la empresa da trabajo y consiguiendo trabajo estamos todos listos, tendrán sueldos y habrá qué comer. Pero lo que se olvida es que por el desarrollo de la revolución tecnológica, esa evolución está propiciando, primero la automatización del trabajo y segundo la robotización y ahí no va a haber trabajadores, va a existir solo la tecnología que elevará fuertemente el desarrollo de las empresas. Por eso en el mundo se piensa en una renta básica universal. La revolución tecnológica partió en las cavernas, cuando una mujer toma la rama de un árbol incendiada por un rayo y la pone en la entrada de la caverna, para proteger a sus hijos de los animales. Después va cociendo lozas y fundiendo metales.

A CONCURSAR QUE EL MUNDO SE VA A ACABAR

– ¿Cómo se resuelve hoy el problema laboral del mundo de la cultura?
– Yo estoy en la comisión de cultura y el gobierno en una reunión respondió a esa pregunta con la creación de concursos, para que el mundo de la cultura postule y los artistas puedan recuperarse, en circunstancias que eso implica tiempo y la necesidad es ahora. Les dije, sacar un concurso se va a demorar meses y probablemente ganen los que siempre ganan. Eso no es democrático, propongo un sueldo mínimo, porque la gente tiene temores y carencias ahora. Incluso estaba Amaro Labra, presidente de la comisión y dijo que era bueno como ayuda para crear. Pero, lo que pasa es que el movimiento artístico no está pidiendo ayuda para crear, sino un sueldo mínimo para no morirse de hambre.
Si el gobierno responde, se comprobaría su buena disposición, porque entiende que el ser humano en estos días de pandemia tiene muchos miedos. Si surge esa respuesta amable, entendiendo que las autoridades saben lo que es el temor y la pobreza, eso daría confianza. Entonces, la confianza que un pueblo puede tener en sus gobernantes, haría disminuir el fermento.
– Sí, pero nosotros sabemos cómo es la derecha, que cuidan sus intereses, no podemos pedirle peras al olmo, entonces en lo político, ¿cómo podemos decirle al pueblo que seamos más astutos?
– Las respuestas del pueblo serán proporcionales al nivel de la fermentación, pero lo interesante es la respuesta de “No Violencia Inspirada y Creativa” para responder desde la “Conciencia Inspirada y Creativa”, procurando que la fermentación baje, apoyando a la gente a disminuir sus temores, por lo mismo habría que exigir al gobierno que no aumente la fermentación. La gente nunca se imaginó que podía pasar hambre y todo eso fermenta, hoy necesitamos una cierta calma para poder pensar con claridad. ¿Cómo logramos esa calma? Pidiéndole al gobierno, pero por otro lado trabajando creativamente el movimiento de oposición. Del Congreso no podemos esperar mucho, mientras esté ahí la Democracia Cristiana, que busca siempre su negocio, como los Radicales, Pepe Auth y gente así, que reivindican su libertad personal, donde se olvidaron que representan a gente que los votó. Estoy de acuerdo que bajemos la fermentación, porque si sigue subiendo se pueden volver a generar violaciones a los derechos humanos y eso va en contra de un principio que tenemos los Humanistas que dice: “No te opongas a una gran fuerza, retrocede hasta que aquella se debilite, entonces avanza con resolución”. Me refiero al enfrentamiento de la ciudadanía con la fuerza represiva del gobierno que es brutal.
– El tema es que el movimiento tuvo un porcentaje de más del 80% por el Apruebo, pero como la derecha trabajó muy bien, además de los grupos organizados de ultra derecha infiltrados, que probablemente han generado los hechos de mayor alteración social, construyendo un estado de situación que permitió el crecimiento del Rechazo en los indecisos. Ante eso tenemos que ser hábiles y seguir ese principio que mencionas.
– Sí, eso hay que formularlo de tal manera para que la gente pueda enganchar, no como un retroceso propiamente tal, sino como una estrategia que apela a la creatividad.
– Por eso mismo llegar a redactar una nueva Constitución es fundamental. No puedes exigir derecho a la salud o a la educación si no está consagrado en ninguna parte. Ni tampoco pedir justicia, pues es pedir la aplicación de las leyes tramposas que hay. También debemos dar la pelea para modificar los 2/3.
– Estamos de acuerdo que la Constitución es súper importante y para eso tenemos que construir un relato con proposición política y proposición mística, que nos eleve y que no nos posicione como víctimas.

UN POSIBLE FESTIVAL DONDE EL PUEBLO AYUDE AL PUEBLO

– Por ejemplo el relato que construyó la derecha es muy zorro, rechazar para reformar, mira que astutos, hagámosla corta, el apruebo se puede demorar dos años, si rechazamos la hacemos con leyes chicas y rápidas, es un relato pillo y zorro y nosotros no hemos construido un relato astuto, hay mucha ansiedad y pasión y en esa pasión se pierde la inteligencia.
– Se pierde la poesía y la creatividad. A mí me gustaría, por mi historia musical de hacer canciones en festivales, que se pudiera realizar un concurso de producciones artísticas de todas las disciplinas que contengan ese relato. Poner a las personas en la situación de crear y recibir de ellas muchas ideas, hoy necesitamos un gen que despierte la creatividad, lo que los Humanistas llamamos la Consciencia inspirada.
– Que interesante, ¿cuéntanos de eso?
– Si no hay inspiración estamos sonados, muchas soluciones tienen que ver con la inspiración. Nosotros hablamos de la No violencia inspirada y creativa, un ejemplo fue el Vals del No que hice para el plebiscito de 1988, una composición sin lenguaje político, una especie de ópera farsesca, que en ninguna parte de la letra dice milico culiao, nada. Eso para mí es una producción de No violencia inspirada y creativa. Entonces, ¿cómo ponernos en ese tono? Esto debe nacer de un conjunto humano creativo, como es el espacio del mundo cultural y desde ahí irradiar a otros espacios, estableciendo acuerdos con un gran grupo de personas, que digan: Vamos a hacer un concurso amplio para los artistas, que estimule buenas vibras para un camino pacífico rumbo a la nueva Constitución. No pensando en el enemigo, sino en la creatividad, en lo artístico y en lo cultural. Cuando hay mucho odio en la fermentación, la creatividad desaparece.
– ¿Cómo se motivaría un festival así?
– Primero detonando “El Crear”, que es lo que nos va a sacar de esto. Una creatividad que no dice matemos a no sé quién, destruyamos no sé qué cosa. No. La creatividad no piensa en el enemigo, piensa en la chispa que nos va a entusiasmar en una dirección de futuro. Si piensas que siempre nos van a cagar el futuro, no funciona.
– Estamos de acuerdo que el mundo de la cultura es el de la expresión creativa. Y en este minuto producto del aislamiento, una idea así caería en terreno fértil.
– Mira, en esta entrevista dejo planteada esta idea que puede involucrar a la gente de la cultura, para que participe de un constructo que va a tener puertas y ventanas, así como ladrillos y techo, que se moverá simultáneamente en varios planos. Es el único ámbito que puede ser estimulado actualmente y no el político, de este modo ellos pueden inflamar a las otras capas sociales que no están en la cultura. Se me ocurre fraguar un festival que convoque a mujeres y hombres desde la infancia hasta los más ancianos. Pedirles a todos una propuesta artística.

ENCENDER CREATIVIDADES

– Es muy interesante, me encanta la idea, pero yo sigo con la impresión que todas las propuestas apuntan a la problemática y no a cómo solucionar el conflicto de fondo que tenemos ¿cómo logramos que el movimiento social no sea agredido por la ultra derecha y sea secuestrado por un golpe de Estado?
– Sobre eso siento que no podemos hacer nada y la poca energía que tenemos deberíamos usarla como chispa para poder encender creatividades y así encender una gran antorcha.
– No puedes decir que no podemos hacer nada, tenemos que hacer un llamado, está genial lo del festival, ese es un camino. Pero, ¿cómo actuamos sin ser ingenuos?
– Estoy de acuerdo, pero no lo estoy en cómo aplacamos lo negativo o la ira. Tratando de enganchar con un relato casi extraterrestre. Estoy de acuerdo que tenemos que darle a la gente mucha irradiación cariñosa, para tratar de producir inspiración en ellos, porque cuando se está inspirado no se tiene temor. Que la derecha tenga temor si quiere, eso los inmovilizará y les generará pensamientos errados, incluso perder inteligencia, suicidarse prácticamente. Hay que encender la pradera creativamente, como pasó con la salida del exministro Rojas del Ministerio de las Culturas, cuando el poeta Raúl Zurita inflamó las redes y nos convocó a todos. Si una persona lo puede hacer, más personas pueden motivar a muchos, con un elemento muy sencillo: un premio.
– ¿Ese festival lo ves con premios en dinero?
– Por supuesto, unas cuantas luquitas sirven mucho hoy en día.
– Eso es absolutamente correcto, cuando el Ministerio de Cultura habló de los 15 mil millones, lo vi como una inyección directa a los artistas, aunque fuese una fracción.
– Creo que ya tienen gastados como 7 mil y no sabemos en qué. Lo que digo es que se puede preparar en tres semanas un concurso con premios aunque sean minúsculos, un festival de ideas creativas que reciba trabajos, canciones, relatos, obras, cuenta cuentos, poesía, presentaciones breves, etcétera, algo que se pueda hacer en video para presentarlo on-line vía streaming, para que la gente vote.
– Los espectadores pueden aprobar con una transferencia bancaria directo al artista, donde en dos o cinco minutos puedan mostrar sus propuestas y los que queden seleccionados a la gran final, el ministerio los premie con un buen monto en dinero.
– No, lo financiamos nosotros consiguiendo el dinero, no queremos que el ministerio financie.
– Okey, cuando se presente cada artista saldrá en pantalla su cuenta y la gente podrá transferir si le gusta el trabajo.
– Correcto. Los convocados serán, poetas, escritores, cantantes, stand up comedy, cuenta cuentos, fotógrafos, humoristas, cortometrajes, artistas plásticos, actores, ojalá todos, obras de fácil producción. Es bueno poner cinco minutos por persona y en varias rondas según edad y género artístico.

MI VIDA EN EL PARLAMENTO

– Pasando a otros temas. Cuando estás en el parlamento y tienes que convivir con personas de los diferentes partidos, ¿cómo se puede trabajar, hacer propuestas culturales y políticas que buscan el bien común, con esa gente de la derecha?
– Si hablamos de mi proceso, el partido me propuso ser candidato y dije que no. Igual en el pasado presenté tres candidaturas. En una oportunidad en un programa de televisión, pensaba, mientras observaba a una persona de derecha hablar, cómo me cago a este viejo, y al mismo tiempo pensaba, si soy Humanista por qué tengo que pensar en cómo me cago a este viejo. Por eso dije ¡no quiero ser candidato!, porque la política es dura y te corrompe, la odio por esa razón. Pero al final me convencieron al plantearles que si me elegían pusieran a otro en mi lugar.
– Debe haber sido sorprendente ganar, ¿en qué estabas?
– Antes de aceptar, no quería salir de mi “zona de confort”, de la mecanicidad anciana de mis 75 años, conforme con la vida artística llevada, por ahí sospechaba que podía brotar un renacimiento, pero este impacto de tener que ser diputado, llegar a ese ambiente, en el cual me podía quedar dormido y ser fotografiado como a Zaldívar bostezando, arriesgando todo mi prestigio cultural, tuve horror por lo que iba a hacer. El primer día me encargué de escuchar lo que hablaban y me di cuenta que la derecha no escucha a la izquierda y viceversa. Me tuve que parar al lado de las personas que hablaban, porque no se les entendía, algunos se tensaban y me daba cuenta. Una vez alguien terminó de hablar, me acerqué y le dije, tenemos ideas muy diferentes, pero eso no quita que te comente que hablaste muy cerca del micrófono y eso satura, perjudica lo que quieres decir, también hablaste demasiado rápido, le di indicaciones de cómo hacerlo, seguí en eso porque me entretenía y todos me empezaron a pedir consejo, porque el audio de la sala no sonaba bien y debía ser corregido, hablé para que mejoraran la amplificación del Congreso y lo hicieron, incluso eso lo publicó un diario. Empecé a recibir mucho afecto de la izquierda y la derecha por lo del audio, que hice con mucho cariño, encontrándole un sentido para estar en ese lugar. Mi entrada fue ayudando a los demás, de manera que se me aplacó el horror y eso detuvo mi cómoda vejez, motivando la posibilidad de rejuvenecimiento, reactivando mis ideas y mi colaboración.

UN PARLAMENTO QUE NO PARLAMENTA

– Creo que nadie te ve tan viejo, más como un personaje creativo, llamativo y fuera del lenguaje común de la política, donde tu experiencia aporta madurez. Por lo mismo, ¿qué se siente estar ahí, con personas que no defienden los intereses de la gente?
– Lo que interpreto es que los personajes políticos famosos de la derecha, tienen engrupidos o una fuerte ascendencia sobre un gran porcentaje de los nuevos diputados de la derecha. Un pequeño grupo de famosos que son prestigiosos ante los nuevos diputados, les dicen las razones por lo que van a votar tal o cual ley, les explican lo que tienen que votar y los tipos se quedan conformes y hacen eso, es decir las votaciones están detonadas por los partidos. Cuando hay intervenciones nadie se escucha porque ya están decididos los votos, por tanto habiendo 92 diputados nuevos, no tienen necesidad de pensar y no se dan cuenta lo injusto, o lo criminal que puede ser una ley. La única vez que vi que uno votó diferente, fue cuando Leonidas Romero, que es evangélico, no votó lo que le propuso el partido, votó en contra del gobierno y le fueron a preguntar por qué. Dijo, mira, fue porque le pregunté a Dios. O sea. Por eso digo que en el parlamento no se parlamenta, se vota como cada partido ordena. No hay inteligencia.
– Se habla de que muchos sectores de este país están colonizados por la derecha.
– Así es, pero cambiaría la palabra colonizados por engrupidos, que entiende todo el mundo.
– ¿Un parlamento que no parlamenta cómo puede ser representativo, es digno, qué opinas?
– Hay muchos engrupidos que no saben que no es digno, piensan todavía que no hay transparencia, pero la gente los ve y eso antes no sucedía. No quiero hablar de ética, porque no se está funcionando éticamente, los tipos no están pensando en la ley, están recibiendo instrucciones del partido, porque saben que si lo hacen bien van a ser elegidos candidatos en cuatro años más, están engrupidos por las cúpulas de prestigio de la derecha.

EL MEA CULPA PENDIENTE DE LA CONCERTACIÓN

– ¿Cómo opera la oposición?
– La oposición, compuesta por una Concertación que con Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet, fueron haciendo cada vez más poderosas a las AFP con sus votos y a las que no se les puede hacer ningún reparo desde afuera. En su momento publiqué en un twitter, a cada presidente y qué ley hizo favoreciendo a las AFP. La Concertación colaboró con ellas y llegó hasta lo binominal: “una tú, una yo”. Por eso el Partido Humanista se retiró de la Concertación. Incluso aún no declaran su culpabilidad ni piden disculpas. Las AFP como el neoliberalismo, no fueron elegidos, la derecha los impuso por las armas.
– ¿Cómo se mueve la oposición?
– Siempre hay arreglines dentro de la oposición y dentro de la derecha. El Frente Amplio intentó poner el marco de una cierta ética, pero se desperfiló. Yo desde un principio dije que la Democracia Cristiana no era confiable y me hicieron callar. Desde ese punto de vista con nuestra presidenta y en acuerdo con todos, dijimos: queremos que la DC se vaya de la oposición, queremos una oposición franca y verdadera, porque la DC siempre está haciendo sus negocios. Eso pasa en este Congreso, muy poca coordinación entre la oposición, donde los partidos están muy extraños, evidenciando la sensación de una oposición rancia. Hay que echar a la DC y a un grupo inconsecuente de la oposición, como Pepe Auth, que mientras alega en contra del gobierno, desde otro lado se escucha que alguien le grita: “entonces vota en contra”, porque saben que va a votar a favor. Ese mundo no va a mejorar las cosas, porque todavía no han pensado que perjudicaron fuertemente al pueblo con cada presidente de la Concertación elegido. Entre el Frente Amplio y la Concertación hay pocas reuniones para coordinarse y muchas veces por eso se pierden las votaciones. No los miro éticamente, los miro existencialmente sin denostar culpabilidades. Las leyes se votan por orden de partido, por eso digo que en el Congreso existe engrupimiento y no hay reflexión. Aquí todo se argumenta en defensa del neoliberalismo, porque dicen que puede ayudar a las personas. A esa gente no la encuentro mala de corazón, queriendo producir muertes o enfermedades intencionadamente, lo hacen engrupidamente y no se dan cuenta. Casi podría decir: “Señor perdónalos, porque no saben lo que hacen”.

Artículo original: https://revistaculturallanoche.blogspot.com/2020/05/entrevista-exclusiva-florcita-motuda-en.html