(Fotografía de Patricia Novoa).
May 31, 2024.

La mañana de hoy viernes 31 de mayo, el Partido Humanista celebró un importante hito al presentar ante el Servicio Electoral (Servel) un total de 6.728 firmas, superando así el umbral requerido por la ley de partidos políticos para su legalización en la Región Metropolitana. Este logro fue posible gracias al esfuerzo autogestionado y maratónico de su militancia y el respaldo decidido de diversas organizaciones sociales, comunidades de pobladores y partidos populares, quienes se unieron con el objetivo de ofrecer una opción política alternativa, tanto al gobierno de Gabriel Boric, como a la oposición de derecha.

De cara a las elecciones municipales y regionales programadas para octubre de 2024, el Partido Humanista ha establecido acuerdos con movimientos sociales y partidos antineoliberales, que han buscado aunar esfuerzos para superar las trabas que impone la ley de partidos políticos. Esto permitirá alcanzar la legalidad en nueve regiones del país, incluyendo las 3 más grandes, de modo de poner al servicio de la base social organizada, sus listas para levantar candidaturas en las próximas elecciones comunales y regionales.

Esta alianza promete ser una alternativa popular frente al duopolio neoliberal representado por el gobierno actual y la oposición de derecha. Así, en las papeletas de octubre, las y los votantes encontrarán una opción distinta, que se posiciona en contra del actual modelo político y económico.

En su declaración oficial respecto a la legalización obtenida, el Partido Humanista recordó su historia de lucha y compromiso con los ideales democráticos y sociales: “Fuimos uno de los primeros partidos en legalizarse en dictadura. Y dijimos ¡No a la dictadura de Pinochet! Abandonamos la Concertación por su traición a nuestros pueblos. Nuestra diputada Laura Rodríguez actuó ‘De cara a la gente y de espalda al parlamento’, ¡Laura Rodríguez vive!. Nuestro partido no firmó el tramposo acuerdo por la paz del 15 de noviembre 2019 y se salió del Frente Amplio porque queremos una nueva Constitución para Chile vía Asamblea Constituyente Soberana”.

Además, destacaron su visión y compromiso con un futuro diferente para el país: En coherencia seremos forjadoras/es de un nuevo frente antineoliberal. Somos la porfía de la gente organizada, somos utópicas/os, sí, porque estamos convencidas/os de que otro Chile es posible. Queremos tejer una red con las fuerzas transformadoras que aspiran a un cambio de modelo, en el campo económico, social, cultural y político, buscando instalar una democracia directa que promueva la participación vinculante de nuestros pueblos”.