Este 2 y 3 de Julio, se realizarán diferentes actos de protesta en todo Chile para emplazar al gobierno de Sebastian Piñera ante la nula respuesta a las necesidades urgentes de la gente.

En medio de la grave crisis laboral, social y sanitaria que atraviesa el país, desde distintos barrios y territorios organizados, el pueblo chileno vuelve a movilizarse para demandar a la clase política soluciones reales que permitan superar la precariedad de miles de familias.

El Post Natal de Emergencia, el Congelamiento del pago a los servicios básicos, la Renta básica de Emergencia, el Retiro del 10% de los fondos de Pensiones, entre otras iniciativas legislativas, han sido torpedeadas por el gobierno, mientras que la tasa de desempleo alcanza una cifra histórica del 11,2%.

A lo anterior se suma el dramático aumento de fallecidos por Covid-19 y la negligente acción del gobierno de Piñera para controlar la pandemia.

Históricamente, y con mayor fuerza a propósito del estallido social del 18 de octubre y los desastrosos efectos de la crisis sanitaria, para las y los humanistas es fundamental cambiar la constitución mediante una Asamblea Constituyente Soberana, Plurinacional y Feminista, razón por la que este 2 y 3 de julio se volverá a relevar dicha demanda.

Durante las jornadas de protestas, se realizarán cacerolazos a las 20:00 hrs. y se colgarán lienzos en ventanas, plazas y diferentes espacios, tomando en cuenta las medidas sanitarias.

Cabe recordar que en esta misma fecha, hace 34 años, en plena dictadura cívico militar, el pueblo chileno salió a expresar con fuerza el repudio a régimen de Pinochet y su violencia, en una manifestación que se extendió por todo el país. En dicha protesta no violenta, una patrulla de militares secuestró a Carmen Gloria Quintana y a Rodrigo Rojas de Negri, a quienes luego de prender fuego, abandonaron en plena calle. Carmen Gloria es una sobreviviente de ese crimen político, mientras que Rodrigo murió a causa de las quemaduras.