Max Chávez. Publicado por El Mercurio, 11 de abril de 2018.

La sentencia declara que la empresa actuó de manera “culposa” al generar la pérdida de 15 hectáreas de material arqueológico y la obliga a reparar los daños