En una nueva columna ciudadana Tomás Hirsch, habla de la muerte del General Sergio Arellano Stark, líder de la conocida «Caravana de la muerte» que actuó durante la dictadura militar impunemente eliminando y torturando a opositores del régimen.

Condenado por la muerte de 72 personas a  6 años de cárcel, el fallecido siempre evadió la pena y nunca tuvo el castigo que merecía por los actos cometidos. «Hubiéramos querido que este general junto a otro asesinos, cumplan su condena efectiva en las cárcel. No en una cárcel 5 estrellas, sino en una común donde efectivamente el país sepa que están siendo castigados por los horroroso crímenes cometidos.», declara el humanista.

«Que la muerte del genocida Arellano Stark sirva para reflexionar sobre el horror que vivimos en nuestro país y sirva sobre todo, para que nos comprometamos a que nunca más en Chile vuelva a suceder algo tan monstruoso como lo que vivimos bajo Dictadura.», manifiesta el ex candidato presidencial del Partido Humanista en la columna, y añade:

«Para eso es fundamental conocer toda la verdad, acá todavía esa verdad está oculta 25 años después del termino de este oscuro momento. Debe haber justicia, no con ánimo de venganza sino sobre todo, con un ánimo de mirar hacia adelante, de garantizar por fruto de la verdad y la justicia que Chile en el futuro será un lugar donde se respeten plenamente los derechos humanos.»

]]>