(Imagen de Matheusnatan [foto free pexels]).
Jun 14, 2024

 

Cuenta Pública.

Los hechos políticos de los últimos meses en el país, más allá de su anecdotario diverso, dan claras señales de los avances sin freno de los objetivos de las derechas.

Si miramos, por ejemplo, la cuenta pública de Boric, se observa un avance de menos de un tercio de intentos reconocibles en su propuesta electoral, pero lo más relevante es el abandono de las agendas de necesidades de la gente pobre y su acoplamiento a las agendas de la élite. En ese plano, entre varias, el nuevo sistema de jubilaciones, el nuevo sistema de salud pública, el nuevo sistema de educación pública y el tratamiento de un pueblo pobre sin vivienda, son las ausencias más dolorosas.

Otro aspecto nocivo es la manipulación, al puro estilo y forma de la concertación, coloca en el discurso como gran cosa, el tema de la eutanasia (iniciativa de Piñera en 2019, y que en la actualidad se encuentra en el Senado en tercer trámite legislativo con posibilidades de ser aprobado) y una ley de aborto libre para la cual, sabe, no cuenta con los votos en las cámaras legislativas, pero que le permite desviar el debate público de los temas centrales que mencionamos. Y le resultó, este acto de politiquería colocó en los medios el aborto como tema central de la “cuenta pública presidencial”.

Caso Jadue.

Concomitantemente, se concreta la formalización del alcalde comunista Daniel Jadue (ex contendor de Boric en las últimas primarias presidenciales), por su responsabilidad legal en la presidencia de una asociación de municipalidades en el tema de abastecimiento de las denominadas “farmacias populares” (iniciativa fundada por Jadue). La resolución en primera instancia acoge la petición de la fiscalía, de darle la cautelar de cárcel preventiva por cuatro meses, mientras se realizan las investigaciones. Tal cautelar apelada en segunda instancia por la defensa fue ratificada.

Es evidente, que más allá de que en el futuro juicio se puedan probar o no las acusaciones, la presentación simultánea de cinco distintos delitos en esta causa, buscaba lograr este resultado en esta etapa del proceso, con la consiguiente destrucción de la reputación del acusado. Que él ha sido quien desde dentro de la coalición de gobierno, ha criticado abiertamente el abandono del programa presentado, puede leerse como una situación de contexto para esta cuidada y efectiva manipulación de la legalidad.

Otro tanto sucede en los medios. La periodista de CNN Mónica Rincón entrevista a la Secretaria General del PC, y la conmina a responder los temas judiciales del caso Jadue, sin aceptar los argumentos políticos de Bárbara Figueroa; pero aclara a los televidentes que no se está en un juicio mediático al PC. Nos preguntamos, si quiere saber del tema judicial y no político, por qué no entrevista al abogado defensor. En este país el descaro de la elite no tiene cortapisas ni ética alguna.

Desalojos en Santiago.

En Chile el modus operandi de este sistema inhumano que despoja a los más vulnerables, hasta del sueño, de ser dueños y poseedores de la vivienda propia, para acoger a sus familias y seres queridos. Va en aumento el número de personas que no tiene casa, por lo que va en aumento también la cantidad de personas viviendo en tomas, desafiando la legislación vigente que criminaliza la lucha por la vivienda propia y digna. Legislación, además, aprobada por el gobierno que venía a dar respuesta, a la innegable crisis de falta de viviendas, creando soluciones habitacionales no leyes represoras.

Los ejemplos de las últimas ejecuciones de desalojos en la región metropolitana, dan cuenta de lo grosero que puede ser, en el uso de la excesiva violencia con que actúan las fuerzas policiales cuando se trata de reprimir al pobre. Un ejemplo es el desalojo de la toma 17 de mayo en Cerro Navia, que terminó en un incendio de proporciones, poniendo en riesgo la vida e integridad física y psíquica de niñas/os y que se está vulnerando sus derechos.

En Chile se está legislando para el capital, la especulación con el valor de los terrenos urbanos aptos para construir viviendas. Los altos e insospechados niveles de corrupción en esta área de la economía y labor de Estado han dejado de lado a los más empobrecidos, observando cómo se diluye el sueño de la vivienda propia, terminando en agobio, frustración y violencia intrafamiliar y salud mental de la población.

Disuelven forzosamente desde tribunales al Partido Comunes (del ex FA de gobierno).

Sin entrar en las cuestiones legales administrativas vistas para tal resolución, que seguramente son efectivas, no se puede evadir el contexto del hecho. Comunes, a diferencia de sus socios RD y CS, venía de una vertiente popular de izquierdas, y era parte de la discusión de la fusión de los partidos del FA en un sólo partido, pero dada su situación quedó al margen de tal fusión, que hoy ya está concretada.

Por otra parte, resulta insólito, que cuando aún no se ha dictaminado judicialmente las actuaciones de sus líderes involucrados en formalizaciones de corrupción se concrete la disolución; mientras, partidos como la UDI con gente de sus dirigencias más relevantes condenados por actos de corrupción, no tengan ni de lejos un tratamiento similar.

Fusión del Frente Amplio (FA).

Llama la atención, la total ausencia de análisis político de la prensa especializada, frente a esta fusión de los partidos de gobierno. En todo caso, es evidente que tal definición se enmarca, en una dirección de acercamiento al ideal de derechas de un bipartidismo para Chile, en una trasnochada reminiscencia de los años del duopolio concertación y la derecha.

Su lógica de que pueden forzar la homogeneización del espectro político, los mueve en esa dirección, sin entender, ni el contexto social de desestructuración y crisis sistémica, ni la polarización que conlleva la represión de la participación de lo diverso por canales institucionales. Los profesionales de la política, manipuladores y advenedizos a los privilegios, no pueden ver el fenómeno del pueblo organizado políticamente, que más temprano que tarde recuperará su soberanía, para re direccionar los acontecimientos en el entendido, que no habrá progreso posible, sino es de todos y para todos.

Proyectos transformadores.

Ante la concentración del poder financiero, político, social y de intento de control de la subjetividad en Chile en manos de las elites, y en el contexto de la llamada democracia liberal, hoy existen formas de resistencia frente al poder establecido, pero carentes de unidad y con falta de una mirada revolucionaria del sistema. lo que existe es reactivo frente a las condiciones de opresión. Existe ausencia de utopías.

La acción transformadora debe considerar este contexto. Las viejas respuestas, el modo tradicional de operar, succionado por la dinámica electoral, donde las condiciones que impone la democracia formal son cada vez más desiguales y donde los resultados, independiente del signo de quienes resulten electos, profundiza la desestructuración y la crisis. Estas respuestas sólo conducen a la adaptación decreciente al cambio y, finalmente, a la desadaptación. 

Esto da un marco para el emplazamiento y la acción; y abre el camino para que la utopía de la Nación Humana Universal, genere espacios de convergencia de las diversidades, no como táctica para mejores resultados electorales (por pegatina entre cáscaras vacías), sino como acción de forma que inspire las mejores aspiraciones de la buena gente con la que estamos construyendo acuerdos de reciprocidad, para avanzar en un proceso de verdadera transformación de las condiciones que provocan dolor y sufrimiento a nuestros pueblos. 

Esto requiere la mejor autoformación que podamos promover, para impulsar en la militancia ampliada, un emplazamiento que resista la violencia, interna y externa; que supere el individualismo y la fragmentación; que nos haga avanzar desde la intolerancia hacia la persuasión; y que haga experiencial, en la relación interpersonal interna, en la relación con otras fuerzas políticas transformadoras y, especialmente, en la acción con la base social, una nueva forma fraterna, colaborativa, horizontal, decidida y valiente de reconocer y abordar los conflictos sociales y asumir protagónicamente el desafío de la transformación en dirección más humana.

 

Redacción colaborativa:
Ricardo Lisboa Henríquez; M. Angélica Alvear Montecinos; Guillermo Garcés Parada; Sandra Arriola Oporto; César Anguita Sanhueza.
Comisión de Opinión Pública
Partido Humanista