descarga

Imagen de www.eoi.es

¡Cómo es que hemos llegado a este mundo en que el 0,01% de la población controla casi la mitad de los recursos del planeta!. Un mundo, y un país, Chile, en el que unas pocas familias se quedan con todo, controlan las empresas, las finanzas, los recursos naturales y como finalmente queda en evidencia, la política; mientras tanto millones viven en la angustia de la necesidad diaria, sobreviviendo endeudados para educar a sus hijos y salud a sus padres, equilibrándose en la cornisa de la mal llamada clase media, mientras sueñan con no caer en el desempleo, en la incapacidad de pago o en la angustia del sinsentido.

Vivimos en un mundo desquiciado, en el que todo se mide en cifras macroeconómicas y nadie se recuerda de la calidad de vida, de la solidaridad, de la comunicación, de la soledad, de la vejez. La gente vive angustiada, con una permanente sensación de abuso, de indefensión y de que sus vidas van pasando sin ser jamás escuchados ni sentirse parte de esta supuesta sociedad del éxito.

Después de 30 años de crecimiento ininterrumpido todavía vivimos en la trampa permanente de la espera por un futuro mejor que se va alejando como espejismo en el horizonte. Y mientras tanto 7 familias se quedan con nuestra pesca, unas pocas multinacionales se roban el cobre y otros inescrupulosos se aprovechan de una ley de aguas única en el mundo. Y nadie impide la instalación de Centrales contaminantes, chancheras inmundas, relaves venenosos. Y nos acostumbran a creer que la educación debe ser pagada como si ese fuera un paradigma indiscutible. Y nos obligan a cotizar en AFP que solo existen para quedarse con los pocos recursos que tienen los trabajadores.

Trabajadores y empresarios productivos viven el drama de la falta de recursos mientras el capital especulativo y la banca engrosa sus utilidades hasta cifras obscenas. Digámoslo de entrada: Así como damos la bienvenida al capital productivo, declaramos que está totalmente demás el capital especulativo y se deberá poner el mayor de los esfuerzos en su control y posterior eliminación.

Cada vez que explota un escándalo de corrupción, tráfico de influencias y blanqueo de capitales como los que estamos viendo en estos días, se confirma que quien manda no es el poder político radicado en los estados nacionales sino el dinero, bajo la forma de capital financiero.

Hoy ese capital financiero se ha multiplicado exponencialmente y puede circular a su antojo a través del planeta gracias a la tecnología. Tal vez el mayor logro del neoliberalismo ha sido validar ese sustrato animal aún vivo en cada uno de nosotros, que busca siempre optimizar los beneficios personales. De ahí a mercantilizar la totalidad de la vida no hay más que un pequeño paso. Pero hoy ya sabemos cómo funciona ese mercado: aumenta la riqueza de los más ricos, que son siempre una ínfima minoría y mantiene las expectativas del resto a fuerza de escuálidos beneficios. Y cuando se producen crisis, quienes las sufren realmente son esas inmensas mayorías. Continue reading

chile-ffaa

Imagen de eldesconcierto.cl

Lamentablemente los ejércitos siempre han sido fuente de violencia entre los pueblos. Independientemente de la razón por la cual hayan empuñado las armas siempre han dejado un reguero de muerte y desolación.

Si analizamos la historia de la humanidad desde sus tiempos más pretéritos, la casta guerrera se ha encargado de defender a su pueblo de la invasión de los guerreros del pueblo extranjero. Incluso desde el comienzo de la historia de la humanidad, las tribus organizaban la defensa de su territorio o el ataque a otros, en busca de más agua, mejores suelos o más animales para el bienestar de su pueblo. Estas incipientes organizaciones militares son las que dieron origen posteriormente a las castas guerreras y luego a los Ejércitos.

Una vez organizados en ejércitos, éstos se dedicaron a combatir contra los ejércitos de otros reinos, a colonizar continentes enteros a sangre y fuego, apoderándose de sus riquezas naturales, y aumentando así el patrimonio del reino.

Indudablemente no han sido siempre los militares organizados en ejércitos los que han liderado los ataques, muchas veces han sido instrumentalizados por la realeza, sin embargo los reyes siempre actuaron como comandantes de sus ejércitos, por lo que cabe considerarlos como militares de facto, así como también muchos personajes de la nobleza, e incluso del clero.

La modernización del armamento hizo de los ejércitos, instituciones militares cada vez más mortíferas y destructivas, capaces de provocar daños cada vez más considerables a sus enemigos, a sus instalaciones militares, pero también a sus ciudades, incluídas escuelas y hospitales.

Todos los pueblos se vieron en la necesidad de tener su propio ejército, dada la desconfianza existente de un ataque del pueblo vecino, o de un invasor distante. Y así tuvieron que vivir durante centurias hasta nuestros días, invadiendo o siendo invadidos. Las disputas territoriales se sucedieron interminablemente durante toda la historia de la humanidad. Y una vez que comienza un conflicto, puede existir una tregua, un armisticio o un tratado, pero el conflicto nunca se termina.

Han pasado siglos desde que los ejércitos se constituyeran formalmente y los sociólogos, cientistas políticos, historiadores y otros estudiosos no se han cuestionado la necesidad real de los ejércitos, al parecer porque son como parte del paisaje al cual están tan acostumbrados que su ausencia les resultaría extraña. Continue reading

asamblea-constituyente

Imagen de elciudadano.cl

Ramiro Mendoza, dio su última cuenta pública como Contralor General de la República. En su intervención dejó en evidencia el pesar y la dureza con que se ve el momento que vive el mundo empresarial chileno y la desconfianza de la ciudadanía en su actuar. Agregó: “no podemos cerrar nuestros ojos, la corrupción ha llegado. Tenemos fortalezas institucionales para prevenir el crecimiento del flagelo y su control”.

Tengo algunas diferencias de opinión con el Contralor Ramiro Mendoza, aunque se debe agradecer la claridad que pone en su afirmación, también comparto su pesar y su dureza.

Nuestra diferencia de opinión proviene del hecho de que en realidad, la corrupción no ha llegado ahora, estaba instalada hace mucho tiempo en Chile, se instaló en plena dictadura, cuando se privatizaron las empresas públicas, la salud, la educación y las pensiones. Se instaló cuando se decidió transferir lo que era el patrimonio de todos los chilenos a un pequeño grupo, los mismos que habían propiciado el golpe militar en Chile. Estamos hablando de la derecha dura de aquellos nefastos tiempos. Son los padres de la UDI, cuyos hijos profitan de esa herencia con desparpajo y cinismo.

Se dice que quien comete un delito, debe pagar por ello, pero ellos descubrieron que ya que eran el poder legislativo y ejecutivo, al mismo tiempo, podían planificar el delito, establecer leyes que los legalizaran y así no sería ya delito.  De ese modo, en nuestro país se legalizó el robo y la corrupción. No podemos olvidar que para ese tiempo también, el poder judicial fue diseñado y ocupado por los jueces que la misma dictadura instaló. Este acto de corrupción radical, generó en Chile una condición de origen para toda nuestra institucionalidad actual. Continue reading

tragedia-punk-300x189

 

Imagen de eldesconcierto.cl

La noche del jueves 16 de abril será recordada con la marca del drama, el sin sentido y la muerte en la escena contracultural y punk rock chilena.

¿Recuerdan cuando tras la cordillera casi 200 jóvenes murieron en un desastroso recital en un lugar llamado “República de Cromañón? Bueno, acabamos de vivir algo en esa senda y nadie parece percatarse.

Durante una ya accidentada tocata de la banda británica “Doom” (había sido pospuesta y cambiada de lugar), una estampida humana entra por todos los medios a un local ubicado en plena Alameda, generando confusión, pelea y el aplastamiento de decenas de jóvenes asistentes. El resultado: más de 12 heridos y asfixiados, cuatro muertes y numerosas familias desgarradas. Un “Cromañón” en pequeña escala trasladado a nuestra realidad actual.

Las causas varían de versión en versión: la insensata acción de un grupo de asistentes que fuerzan la entrada sin pagar; la violencia con que la organización del evento repelió a esta masa descontrolada; el excesivo consumo de alcohol; la cantidad de gente dentro del local; y las condiciones de éste, entre otras. Lo cierto  es que la escena rockera y punk nacional tiene un antes y un después tras esta tragedia.

Los cuestionamientos que surgen son muchos y variados: desde cómo sujetos que se autodenominan punk o anarquistas, pueden haber generado tamaña acción sin importar que sus compañeros y amigos pudieran morir asfixiados, llegando incluso a tratar de impedir el arribo al lugar de asistencia médica simplemente por ser “una autoridad”; hasta las responsabilidades que le caben a la producción y toda una contracultura que deberá aprender de los valores del auto-cuidado, el respeto mutuo, la seguridad y un largo etc.

También me cuestiono, en lo personal, cómo en Chile, un país vecino a la Argentina, puede existir tan poca conciencia respecto a los peligros en este tipo de eventos y su necesaria fiscalización. Y es que el hecho de ser vecinos de Argentina no es menor, cuando hace pocos meses se cumplieron sólo 10 años de una de las más grandes tragedias en el rock: la masacre de Cromañón. Continue reading

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto por pressenza.com

Partió como un murmullo, allá en los primeros años de la década de los noventa, entre los miedos y la prudencia imperante al tener al Dictador aún como Comandante en Jefe. Pero algo se notó cuando el 1993 los humanistas -y la Izquierda Cristiana- renunciaron a todos sus cargos en el gobierno de Aylwin y se salieron de la Concertación diciendo algo fuerte y claro: que esa coalición había abandonado el programa ofrecido al Pueblo, y lo que se construía en ese momento y lo que se construiría hacia adelante estaban en la misma línea de lo fijado por Jaime Guzmán a través de la Constitución de 1980.

Parecía insólito que un sector político dijera eso, considerando que la Concertación estaba compuesta por cientos de militantes comprometidos por décadas con las causas del socialismo y la democracia. Muchos de ellos, de hecho, habían sido prisioneros políticos, otros habían estado exiliados y relegados; la mayoría había luchado por la vuelta de la democracia. Incluso los democratacristianos -que siempre han tenido un sector bastante cercano a la Derecha-, tenían credenciales democráticas al haberse puesto en la oposición a la Dictadura desde el plebiscito de 1980 con el mismísimo Eduardo Frei Montalva a la cabeza. No, no podían ser lo mismo que la UDI y RN y no podían gobernar en la misma línea que ellos. Los humanistas estaban equivocados, dijeron muchos.

Cuando el siguiente gobierno de la Concertación, encabezado por Eduardo Frei Ruiz-Tagle, terminó con las investigaciones a la familia Pinochet por el caso “Pinocheques” invocando “razones de Estado”, cuando privatizó todas las empresas sanitarias públicas traspasándolas a capitales españoles, cuando construyó la Central Hidroeléctrica Ralco en el Alto Bío-Bío, nuevamente desde la izquierda política se señaló que la Concertación hacía lo mismo que haría un gobierno de Derecha al proteger al dictador, al privatizar servicios básicos como el agua potable, al pasar por sobre las comunidades indígenas y el medio ambiente con un mega proyecto energético. Y empezaron a sumarse nuevas voces críticas, desde el mundo social y la academia: por esos años Marcel Claude -mucho antes de ser candidato presidencial- publicó su famoso estudio que indicaba que el crecimiento económico del país estaba basado en el arrasamiento de su patrimonio natural, y Tomás Moulian escribió una certera crítica al modelo de desarrollo que la Concertación había profundizado en uno de los libros intelectuales que más venta ha tenido en el país, “Chile: anatomía de un mito.” Continue reading

Partido Humanista de Chile

Noticias

Opinión Humanista

Canal Humanista

Logo Campaña_sin fondo

Canal de Tomas Hirsch